Esta ruta en moto por la Serranía de Ronda forma parte de la denominada Ruta de los Pueblos Blancos, que transcurre entre la provincia de Málaga y la de Cádiz, a la que le dedicaremos otro artículo completo, además de ver cada uno de sus tramos.

La serranía de Ronda cuenta con un paisaje espectacular, con el que no podrás evitar recordar todas las historias de bandoleros que se escondían por esos parajes. Hoy concretamente traemos el tramo desde Ronda hasta Olvera, pasando por Setenil de las Bodegas.

Esta si es una ruta en moto en la que merece la pena pararse en cada uno de los pueblos ya que prácticamente pasas por el centro y cuentan con un atractivo especial que puedes ver más abajo, después del mapa.

La carretera es buena, aunque en su mayor parte, no es tan divertida como otras que hemos visto a nivel de curveo. Solo el tramo desde Setenil de las Bodegas hasta Olvera, pasando por Torre de Alhaquime, es realmente revirado y te permite tumbar a velocidades “legales” mientras subes por la falda de la montaña.

Como el tramo es corto, mi recomendación es llegar a Ronda por la mañana, a buena hora para desayunar tranquilo por la zona, aparcar la moto cerca del Parador Nacional, y dar un paseo por sus calles, visitarla y continuar ruta en moto a medio día, para parar a tomar una cerveza y unas tapas en Setenil de las Bodegas y continuar camino hasta Torre de Alhaquime, donde te recomiendo parar a hacer fotos con tu montura con la vista de la Serranía de fondo y continuar hasta Olvera para visitarla y comer.

 

Aviso, cuidado con los GPS, no hay dos que te lleven por el mismo trazado hasta Ronda si vienes de Córdoba o Málaga. Hay que andar con ojo para no cambiar de trayecto.

 

La Zona:

El entorno natural de esta zona no es tan rico como el que encontraremos en otros tramos de la Ruta de los Pueblos Blancos, sin embargo, cuenta con una riqueza histórica como pocas y todos los pueblos cuentan con su propia historia de conquistas e invasiones por las muchas culturas que han pasado por sus tierras a lo largo de los siglos, lo que ha quedado reflejado en su arquitectura.

 

Dónde parar:

Ronda: es una de las ciudades más antiguas de la península y en sus alrededores se pueden encontrar restos incluso del Neolítico como los Dólmenes del Chopo y de Encinas Borrachas. Desde estos hasta nuestros días, toda la zona está salpicada de historia.

Setenil de las Bodegas: Habitada por los Nazaríes hasta 1484, conserva la única fortaleza Nazarí que estaba considerada como prácticamente inexpugnable en la época. Aún conserva el encanto de un pueblo medieval, por lo que un paseo por sus callejones se convierte en una experiencia.

Olvera: un pueblo de profundas raíces árabes con una localización privilegiada, declarada conjunto histórico – artístico. Una ciudad digna de visitar, pasear y explorar. Desde su castillo musulmán se pueden ver muchos de los componentes de este patrimonio artístico.

 

Qué visitar:

En Ronda, no te puedes perder el Puente Nuevo sobre el Tajo, que te recordará sin duda alguna a algún decorado del Señor de los Anillos o de la serie Juego de tronos. La Plaza de toros de Ronda, una de las más antiguas de España, también es digna de visitarse, incluso si odias los toros, es impresionante.

En Setenil de las Bodegas, con un paseo por el pueblo comprenderás que todo el pueblo es un monumento en si mismo. Te diría que visitaras la Fortaleza Nazarí, los puentes y otros atractivos, pero te recomiendo que des un paseo por el pueblo y te pares en la Calle del Sol, bajo los soportales excavados en la roca a tomarte unas cervezas y unas tapas para reponer fuerzas y subir con ganas a Olvera.

En Olvera no puedes perderte el Castillo Árabe y la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación, que está al lado, e incluso si no quieres entrar, es un lugar espectacular para disfrutar de unas vistas impresionantes.