Este es uno de los puertos clásicos del Tour de Francia, de hecho, esta ruta formaba parte de una mucho más larga, la de los Puertos Míticos, que tube que dejarme como asignatura pendiente tras tener que cambiar rueda trasera por la mañana y quedarme sin tiempo para hacerla entera.

Aún así, este puerto se disfruta muchísimo ya que el asfalto en todo el recorrido es muy bueno.

Partimos de La Panticosa, desde donde tenemos aproximadamente 60 km que tardaremos hora y media en hacer. No por los km en sí, si no por que te tendrás que parar cada dos por tres a hacer fotos y te pelearás con los domingueros. Eso si, los franceses son muuuy educados en la carretera, si ven una moto detrás, buscan el primer apartadero para dejarte pasar, pero hasta que tengan la oportunidad….

[AdSense-A]

Al poco de pasar la frontera y los túneles tienes el Lac de Fabregès, con unas vistas impresionantes, y justo después, tras unos metros de bajada, la presa de este embalse, a la que puedes acceder directamente desde la carretera.

 

Los primeros km son divertidos, casi todo en bajada y con muy buen asfalto, rodando entre cortados con quitamiedos de piedra y algunos túneles excavados impresionantes, pero conforme pasas Laruns la diversión aumenta, de hecho, casi más impresionante que el propio pico, son las vistas que tienes un poco antes de Gourette, unos 10 km antes de coronar.

 

A tener en cuenta, los franceses comen a eso de las 12 de la mañana… si llegas  comer más tarde de las 14:00, lo único que tienes que para comer (que no sean creps dulces) es el restaurante que encuentras en en pico, donde aparcas entre caballos que están acostumbrados a la gente y te soplan 30 € por una tortilla francesa. Si, has leído bien, 30 pavos, la tortilla más cara de la historia.