Esta ruta si es larga, en total unos 120 km que puedes hacer, a pesar de lo que diga Google, en una hora y media más o menos.

Conforme sales de Córdoba y subes dirección a Cerro Muriano, tienes dos alternativas, la fácil y la divertida.

Tomando dirección a la Urbanización Virgen de Linares y siguiendo recto, encuentras la carretera antigua, todo un clásico entre los moteros cordobeses, especialmente de los “r”, ya que tienes dos carriles anchos y buenas curvas bien trazadas con buen asfalto.

Al volver a salir a la carretera nacional dirección Espiel – Badajoz y rodar por ella unos km, vas a encontrar el desvío a Obejo, donde comienzan las curvas cerradas, aunque hasta llegar a Obejo tienes dos carriles anchos con buen asfalto que te van a permitir apretarle la oreja a la moto y trazar a gusto.

Al llegar a Obejo vas a llegar a la plaza del pueblo, desde donde tienes que seguir recto, aunque lo suyo es que te pares, te tomes un café y mires el panel informativo, donde verás una indicación hacia la ermita a la izquierda y otra que sigue recta. Si no quieres hacer turismo, sigue recto.

 

Te vas a encontrar con una carretera de un solo carril, estrecha y sin arcén que, en los primeros km tiene un trazado sencillo. A pocos km tienes desvíos a Pozoblanco, por los que no te aconsejo que te metas ya que el asfalto no está del todo bien.

Seguirás subiendo durante aproximadamente 15 km hasta encontrar un desvío a la derecha hacia Adamuz. Desde aquí no tomas ningún desvío más y te esperan 43 mk de curvas en segunda y tercera, algunas de ellas muy cerradas, mientras subes y bajas por la sierra hasta Adamuz.